No al 2x1: multitudinaria marcha contra Macri y su política de reconciliación con los genocidas.

Hubo referentes de la mayor parte del arco político - fundamentalmente kirchneristas del Frente para la Victoria - excepto del oficialismo.

Este miércoles 10 de mayo, 500.000 personas se concentraron en Plaza de Mayo y alrededores para repudiar la aplicación de la ley conocida como 2x1 a represores condenados por delitos de lesa humanidad, tras el fallo de la Corte Suprema en el denominado caso Muiña, que fijó un peligroso precedente para que decenas de genocidas solicitaran acogerse al mismo beneficio, en medio del rechazo del arco político y los organismos de derechos humanos a la medida.

En este marco, ciudadanos 'sueltos', organizaciones sociales, militantes, artistas y referentes políticos y organismos de derechos humanos, se expresaron en contra del retroceso que implica una decisión judicial de esta naturaleza.

Se dispuso un escenario con sillas y telas negras, con parlantes gigantes, donde desde las 18 se realizó un acto donde algunas de las Abuelas de mayo hablaron sobre el fallo.

De buen talante, los diputados nacionales Juan Cabandié , Mayra Mendoza y Nilda Garré y el ex titular del Afsca Martín Sabbatella aparecieron en el sector de la plaza delimitado con vallas, a la derecha del escenario donde los referentes de la organización de la marcha brindarían sus discursos.

"Vengo para repudiar el fallo que va para atrás con una lucha de 40 años", dijo Cabandié.

Por su parte, Sabbatella se mostró duro con el Gobierno: "La inmensa mayoría de los argentinos creemos en la democracia y en el futuro. Esto es una marcha de todos los que creemos en la democracia. Está claro que el kirchnerismo terminó de definir que las políticas de derechos humanos son una cuestión de Estado. Y que Macri tiene un vínculo con la historia más oscura de la historia".

El acto comenzó a las 18 horas, como estaba pautado, y hubo muchos aplausos cuando se escuchó el nombre de Néstor Kirchner. Además, se mencionaron los países del mundo donde se estaba realizando la marcha contra el 2x1.

Así como hubo aplausos, también se escucharon insultos. El "hijo de p..." se coreó muy fuerte cuando se leyeron los nombres de los genocidas acusados.

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, sostuvo que si los jueces de la Corte Suprema "merecen" un juicio político por votar a favor del 2x1, "hay que hacerlo". "No soy abogada, si lo merecen hay que hacerlo, acá no se puede dejar como si nada", afirmó desde la Plaza de Mayo.

Además, apuntó contra el presidente Mauricio Macri: resaltó que "el silencio duele, molesta".

"La marcha del 10M anula los efectos políticos del 1A. La oposición dura ha encontrado una oportunidad para retomar la iniciativa, que desde el 1A estuvo en manos del gobierno", opinó el analista Rosendo Fraga al ser consultado por Sebastián D. Penelli para Ámbito Financiero.




Comentarios