Seguí esperando el segundo semestre hasta 2020: en conferencia de prensa, el gobierno de Mauricio Macri anunció el fracaso de su gestión. Interna de Cambiemos, devaluación encubierta, especulación financiera y más pobreza

En una esperada conferencia de prensa, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, dio un importante anuncio junto al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el titular del Banco Central, sobre la economía. Al no alcanzar las metas estipuladas, las modificaron. Incluyendo las que habían sido acordadas para el Presupuesto 2018 recientemente aprobado. Los salarios se devaluaron en dos semanas un 10%.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, afirmó que "se han cumplido los objetivos para este año 2017", en el cual "la economía argentina volvió a crecer en forma sustentable y sana", en conferencia de prensa en Casa de Gobierno.

Además dijo que "es un desafío salir del populismo económico", en relación a lo que fue la gestión anterior.

Sobre la inflación Peña señaló que "hemos consolidado un sendero de baja de la inflación". "Queremos confirmar el rumbo de este Gobierno para bajar la inflación, que es un impuesto a los pobres", agregó.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, precisó que "hemos decidido recalibrar nuestras metas de inflación vigente para los años subsiguientes. Lo que hemos hecho es demorar un año la llegada a la meta de inflación del 5%.

El ministro explicó que ahora la meta será del "15% en 2018, del 10% en 2019 y del 5% 2020"

"El objetivo del 20% para este año es crucial para nosotros, para ayudar a los que menos tienen y para que podamos tener más inversiones"

La justificación de por qué se demorarán en las metas es por que "hoy tenemos más información de la que teníamos en 2016". "Uno debería no tener que modificar las metas, pero lo haremos porque simplemente no teníamos la información", reiteró.

También se modificarán las metas fiscales, que se pospondrán al 2020. "Junto con la modificación de las metas de inflación estamos modificando el financiamiento monetario", se explayó además.

"El gasto público ha bajado 1,1 respecto del producto. Esto nunca había pasado en un año en el que creciera la economía", aseguró el titular de la cartera de Hacienda. Y agregó que, gracias a esto, han bajado la presión tributaria.

Con este escenario macroeconómico, con una deuda pública que es sostenible, con una deuda que es solvente, la Argentina va a crecer el 3,5% en los próximos años. Esto nos va a permitir avanzar sobre el problema de la pobreza.

Estamos creciendo con una baja de la inflación y con una baja en la presión tributaria. Todo esto a la vez se ha logrado muy pocas veces en el país.

A su turno, el ministro de Finanzas, Nicolás Caputo, anunció que van a "recudir el financiamiento del Banco Central al Tesoro, que va a estar normalizada para el 2020".


Comentarios