"Resistió a Martínez de Hoz y a Cavallo, no pudo con Macri": cerró el Ciervo de Oro, histórica confitería de Villa Crespo

Bajó las persianas tras más de 40 años.

Continúa implacable, desde la asunción de Mauricio Macri, la desaparición de lugares tradicionales de Buenos Aires.

El caso más reciente es el de la confitería El Ciervo de Oro, de Villa Crespo, que con más de 40 años, cerró sus puertas.

La tradicional rostisería judía se especializaba en platos fríos como vitel thoné,paté de hígado, arenque marinado y pastrón casero. También en borek (empanada de masa philo rellena con queso, espinacas o carne con especias), guefilte fisch (albóndigas de tres clases de pescado cocidas en su salsa con verduras) y varenikes (ravioles rellenos de papa y cebolla con salsa típica).

Tras la noticias, sus clientes se expresaron en redes sociales con nostalgia. "Cuando era chico, volvía del jardín de infantes y Don Gregorio siempre me regalaba un pletzalej. Tengo 45 años. Resistió a Martínez de Hoz y a Cavallo. No pudo con Macri. Amigos: cerró el Ciervo de Oro. Julián Alvarez y Juan Ramirez de Velasco, Capital", publicó uno usuario.

"Nooo!!! Cuanta tristeza!!! Mi pareja 15 años haciendo ropa para chicos...cerró el taller...despidio a 2 empleados...esta vendiendo lo poco q le queda y busca trabajo!!! Esta deprimido...es todo muy dificil", manifestó otra usuaria.

Fuente: MinutoUno



Comentarios