El presidente argentino, Mauricio Macri, no honró a su bandera por temor a su pueblo

Hoy, Argentina celebra el Día de la Bandera. Una fecha siempre acompañada de un acto oficiale en la ciudad de Rosario. Si bien en un principio estaba programado que el mandatario viajara para ser parte de las actividad, ayer en la noche el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, confirmó que Macri no sería parte de las celebraciones. Esto debido al miedo a que hayan manifestaciones en su contra debido a la crisis social, política y económica que enfrenta nuestro país.

En el peor momento de la gestión, Mauricio Macri decidió no ir al acto por el Día de la Bandera, del que, como es costumbre, siempre participan los presidentes.

"Con motivo de haber recibido notificaciones de los responsables de la seguridad presidencial y del gobierno de la Provincia de Santa Fe donde se indicaba que se debía reforzar las medidas de seguridad para evitar la posibilidad de que se generen disturbios en las calles de Rosario, se suspenderá mañana la asistencia del Presidente a esa Ciudad para la celebración del Día de la Bandera", afirmó un comunicado oficial.

Macri había asistido a los dos actos del Día de la Bandera que tuvieron lugar durante su mandato. En el primero, en 2016, causó polémica al hacer entonar su eslogan de campaña “sí, se puede” a chicos de cuarto grado. El año pasado, con un Monumento totalmente vallado, dio un breve discurso y voló a Buenos Aires. A pocas cuadras, las protestas contra sus políticas se hicieron sentir.


Comentarios