Escándalo: hermano de Mauricio Macri blanqueó ante la AFIP $63 millones tras la difusión de los Panamá Papers

Gianfranco Macri, declaró a la entidad ser el dueño de la sociedad offshore BF Corporation y exteriorizó más $ 63,5 millones en el blanqueo de capitales que promovió la gestión del primer mandatario.

Gianfranco Macri, hermano del presidente argentino Mauricio Macri, declaró a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) ser el dueño de la sociedad offshore BF Corporation y blanqueó $ 63,5 millones.

Frente a la consulta del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), fuentes oficiales del grupo Socma aseguraron que los hermanos del presidente Mauricio Macri, Gianfranco y Mariano, eran los dueños, 50% cada uno, de BF Corporation, e indicaron que todos los fondos depositados en el UBS de Alemania pertenecían a Gianfranco, quien los transfirió al banco Safra, en Suiza, y luego los regularizó ante la AFIP.

La información se encuentra detallada en las copias de los formularios que presentaron ante el organismo tributario y a los que accedió ICIJ.

Dicha regularización, se da en el marco de la detección de movimientos sospechosos en una cuenta abierta en el banco UBS que reportaron autoridades alemanas a sus pares argentinos y mientras los ejecutivos del estudio Mossack Fonseca reclamaban información a los intermediarios uruguayos de esa sociedad.

Cuando los Panamá Papers salieron a la luz, Mossack Fonseca comenzó a reclamar precisiones sobre gran cantidad de clientes, incluyendo por supuesto a los dueños de BF Corporation. Se comunicaron por ese entonces sin suerte con el estudio Lussich Torrendell & Asociados en Uruguay, quien estaba a cargo de la administración de otras sociedades de la familia del presidente; entre ellas, Fleg Trading, en la que Macri figuró como director.

Hasta ese momento, el estudio uruguayo siempre había respondido las consultas de Mossack Fonseca, pero esta vez no sucedió.

BF Corporation fue creada en 2009 y canalizó al menos US$ 16,5 millones que se depositaron en una cuenta abierta a su nombre en una sucursal en Hamburgo, Alemania, del banco suizo UBS.

El estudio Lussich le ordenó al UBS una semana antes de las presidenciales de 2015 que transfiriera esos fondos a otra cuenta en Suiza y que cerrara de inmediato la cuenta alemana. Autorizando además la destrucción de la documentación respaldatoria, por lo que el UBS en Alemania reportó lo ocurrido a las autoridades antilavado de su país. El caso llegó a la Justicia penal argentina pero para ese momento, Mossack Fonseca ya se había despegado de BF Corporation.

En abril, el estudio panameño siguió avanzando: envió a los uruguayos una factura de 100 dólares por los costos derivados de su renuncia como agente de la sociedad. "En vista que no hemos recibido la información solicitada para completar la debida diligencia y que a la fecha los cambios de Agente Registrado no ha sido culminados, estaremos procediendo como lo establece la ley, a renuncias a nuestros cargos de Directores y Agente Registrado", enunciaba.

Más tarde, el Lussich respondería: "Les comento a los clientes su email y en cuanto tenga respuesta nos volvemos a contactar".

Pero la identidad de los beneficiarios finales de BF Corporation nunca llegó a Panamá y en ese contexto Mossack Fonseca emitió un acta en la que renunció a representar a la sociedad, oficializándolo luego ante el Registro Público.

En ese marco, el hermano de Macri, Gianfranco, decidió regularizar dichos fondos y en diciembre de 2016 presentó ante la AFIP una "declaración voluntaria y excepcional de bienes en el país y/o en el exterior".

Como parte del blanqueo que impulsó el gobierno de su propio hermano, Gianfranco declaró que tanto él como Mariano controlaban el 50% cada uno de BF Corporation, pero indicó que era suyo el 100% del dinero de dicha sociedad, etimado en $ 63,5 millones.

Fuentes: Diario26/LaNación

Comentarios