Cristina acorrala a los funcionarios con cuentas offshore

Cristina Fernández de Kirchner publicó en sus redes el proyecto de ley que contempla que los ciudadanos que tengan cuentas o participen en sociedades radicadas o ubicadas en guaridas fiscales no podrán asumir cargos públicos.

Como primer trabajo legislativo en su cuarto período como senadora nacional, Cristina Fernández de Kirchner presentó este miércoles su primer proyecto de ley, una iniciativa que prohíbe a los funcionarios públicos tener participación en paraísos fiscales.

El proyecto de ley contempla que los ciudadanos que tengan cuentas o participen en sociedades radicadas o ubicadas en guaridas fiscales no podrán asumir cargos públicos, en una cruzada contra los funcionarios del macrismo señalados internacionalmente en los Panamá Papers y los Paradise Papers, especialmente habló del "caso del ministro de Finanzas y endeudador serial Luis Caputo" como "uno de los más obscenos”.

“Hoy presentamos un proyecto de ley para ponerle un freno al festival de sociedades offshore y cuentas en paraísos fiscales en que se ha convertido el Gobierno de Cambiemos”, señaló Cristina tras la presentación, cuya argumentación además incluyó el dato del perjuicio al Estado que significa la exteriorización del dinero: en el año 2016 Argentina dejó de recaudar 21.406 millones de dólares, es decir, 4,4% de su PBI.

“Más allá del blindaje mediático y judicial que encubre a dirigentes y funcionarios oficialistas, ninguno de los tres poderes del Estado puede tener entre sus funcionarios personas que utilicen las guaridas o paraísos fiscales, y al mismo tiempo reclamarle a los y las ciudadanas que cumplan con sus obligaciones tributarias. O peor aún, ir a suplicar al extranjero inversiones para encontrarnos con la vergonzosa y patética escena de un ministro de Economía argentino al que le enrostran tener su patrimonio fuera del país”, advirtió.

Cristina sostuvo que “la mayoría del Gabinete está involucrado en los escándalos internacionales de Panamá Papers y Paradise Papers; y el caso del ministro de Finanzas y endeudador serial Luis Caputo, es uno de los más obscenos”.

“Sin embargo, la gota que rebalsó el vaso fue la designación de un especialista internacional en lavado de dinero y evasión impositiva al frente de la AFIP, quien además tiene toda su plata en el exterior”, sostuvo CFK, en referencia al sucesor de Alberto Abad, Leandro Cuccioli.


Comentarios