Porteños en terapia: Buenos Aires es una de las ciudades con más personas en tratamiento psicológico en el mundo

Las mujeres de clase alta de entre 18 y 29 son las que más se psicoanalizan.

Suele decirse que Buenos Aires es una de las ciudades con más personas en tratamiento psicológico en el mundo. Los números lo demuestran.


Porteñas introspectivas.

Según un estudio de la Consultora TNS, siguen siendo las clases más altas las que recurren al psicólogo, aun cuando en los últimos cuatro años, la cantidad de pacientes pertenecientes a la clase media casi se duplicó. En ambos casos, suele tratarse de personas que viven en Capital, sobre todo, mujeres.

Por otro lado, el ritmo en el que se vive en la ciudad, las exigencias de un entorno consumista y el sometimiento al estrés cotidiano hace que el furor por la terapia sea un fenómeno mayormente urbano que prácticamente no afecta zonas rurales.


Diferentes problemas.

Según el psicólogo Mario Waserman, ex profesor de Psicología Evolutiva I Y II de la UBA, los jóvenes se acercan perturbados por trastornos de la alimentación y confusiones en la identidad sexual. También por disoluciones de núcleos familiares, nuevos ensambles y por cuestiones menos concretas como vacíos y angustia frente a esa etapa tan particular de la vida.

La pareja es el tema principal entre quienes tienen entre 30 y 55 años. Cómo combatir la rutina, nutrir la convivencia y mejorar el diálogo es una preocupación de una franja etaria muy grande. Y el desafío de mantener sana una pareja es, para ellos, uno de los mayores en estas épocas.


Soluciones rápidas.

Se estima que una sesión de psicoanálisis cuesta entre $100 y $500 y que el promedio de lo que gastan aquellas personas que pueden darse el lujo de concurrir dos veces por semana a una sesión es de 10 mil pesos anuales.

Las terapias más breves implicarían no involucrarse en un gasto que el paciente tal vez se verá obligado a sostener durante años.

Por otro lado, lo que María Elsa Salvidio, presidenta de la Asociación Argentina de Counselors, resume en pocas palabras es la principal crítica que suele hacerse al psicoanálisis: los plazos eternos y las miradas hacia atrás alejan a miles de porteños que prefieren "algo más eficaz".

Comentarios